El pasado 1ro. de octubre, la H. Junta de Gobierno de nuestra universidad, tuvo a bien honrarme dándome la responsabilidad de conducir a esta importante institución de educación superior como su rector, para el periodo 2018-2022. Asumo este encargo claro de la enorme responsabilidad que conlleva a estar al frente de la Universidad Olmeca que, a lo largo de sus 27 años de existencia, ha logrado sembrar sabiduría y un claro compromiso social en los más de 5mil 500 egresados que han transitado por sus aulas recibiendo una formación de la más alta calidad.   

   Son nuevos tiempos, y muy complejos, los que vive el estado, la nación y el mundo. Los cambios son tan dinámicos que no hay tiempo para asimilarlos plenamente. Las instituciones de educación superior, para ser realmente pertinentes, debemos acudir a nuevos modelos de enseñanza-aprendizaje, que hagan posible la formación adecuada de nuestros educandos, atendiendo las necesidades de los sectores público, privado y social.  

    Esta universidad, si bien se financia con recursos privados, ha mantenido a lo largo de su historia, un compromiso indeclinable establecido por quienes tuvieron la iniciativa de construir esta institución sobre las bases de un amplio compromiso social y de una estrecha vinculación con los sectores producticos, orientada a la mejor formación de nuestros educandos. Continuaremos fieles a esos principios con el objetivo de seguir siendo una alternativa viable para nuestros jóvenes. 

    Estoy seguro de que vienen buenos tiempos para Tabasco, para la región y para el país en general. El propósito indeclinable es que la Universidad Olmeca sea una activa participante en el proceso de desarrollo económico y social, sustentado en la equidad y la justicia social, por la que siempre hemos luchado. 

 

Dr. Emilio Alberto De Ygartua Monteverde
Rector de la Universidad Olmeca