El modelo educativo de la Universidad Olmeca asume que los alumnos deben adquirir las competencias necesarias para afrontar los retos de un mundo globalizado y en constante cambio.

      Enfatiza la enseñanza y el desarrollo de la investigación, la transmisión del conocimiento, la información, la difusión de la cultura y la innovación en los campos de la producción y del trabajo.

      La plantilla de profesores está integrada por expertos en docencia y en la práctica de su área disciplinar, lo que les permite fungir como facilitadores en la transmisión de conocimientos y experiencias a los educandos.