Trabajando juntos para prevenir el suicidio

Redacción

 

    La Universidad Olmeca como parte del Subcomité Especial Interinstitucional para la Prevención del Suicidio en Tabasco, mediante la Coordinación de Psicología presentó una Conferencia – Taller para concienciar a la comunidad universitaria al respecto, en el marco del Día Internacional para la Prevención contra el Suicidio conmemorado el pasado 10 de septiembre.

    «Un dolor expresado es  un dolor con el que se puede vivir, mientras que un dolor suprimido es un dolor que va a volver para asustarnos y sorprendernos de formas que después no podremos controlar» reflexionó la Lic. Alejandra Pérez Trejo, Coordinadora de Psicología quien encabezó los trabajos de la campaña en la UO.  

    Aseguró que uno de los objetivos de la conferencia y del taller es que las personas que asistan a estos trabajos se lleven alternativas de cómo manejar su dolor, como vivir a pesar de y como resurgir a través de él

    «¿Vale la pena hablar del suicidio? Sí. Es una verdad tan dura para muchos y tan impactante que si no se habla algo pasa», confió ante los asistentes el Médico Psiquiatra Francisco Caballero proveniente del Hospital de Alta Especialidad Dr. Juan Graham Casasús en la conferencia «El suicidio y sus dolientes».

    La conferencia abordó el suicidio con un enfoque dirigido hacia los dolientes, las personas que sobreviven después de que un familiar se ha suicidado. Es un duelo particularmente difícil «se calcula que por cada persona que se suicida se ven afectadas de entre siete a diez personas, entre familiares y amigos que ven gravemente dañada su salud mental, su estabilidad emocional, e incluso financiera».

    Posteriormente y mediante diversas actividades, el Taller «Cómo transformar el dolor en vida» por la Tanatóloga Dra. Karina Santiago del Hospital de Alta Especialidad Dr. Juan Graham Casasús, brindó herramientas a las personas que tengan o estén en contacto con personas dolientes de un suicidio.

    «Vamos a tratar de explicarles a los dolientes, darles validación de sus sentimientos y herramientas, para que ellos puedan ver cuando un duelo se puede complicar y cuando hay necesidad de una intervención de por ejemplo psicología, psiquiatría, o algún otro especialista».  

    Estuvieron presentes Directores Académicos, Coordinadores y estudiantes de la Licenciatura en Enfermería y Médico Cirujano, como personas externas interesadas en la temática tratada.

 

Comparte: